BLOG DE LA MEDIAPÁGINA

Jueves 14 Mayo 2009

La visión de Jean Cocteau de la fiesta taurina, por fin en español


 La visión de la fiesta taurina que el poeta, dramaturgo y cineasta francés Jean Cocteau narró en La corrida del 1 de mayo se publica por fin en español, en un texto que incluye también una Carta de adiós a Federico García Lorca y un Homenaje a Manolete.


La corrida del 1 de mayo, publicado hasta ahora en francés, ha sido traducido y editado al español por David Villanueva con la editorial Demipage, con un prólogo de Antonio Olano, amigo del propio Jean Cocteau, de Salvador Dalí y de Picasso, y "testigo directo" de la época.


El libro, dedicado por el autor a su amigo el torero Luis Miguel Dominguín, ha sido presentado hoy en la madrileña plaza de toros de Las Ventas, y surge de la impresión que le causó a Cocteau una tarde en la Feria de Sevilla del 1 de mayo de 1954 en la que Dámaso Gómez le dedicó el último toro.


El poeta describe ese momento como aquel en el que "la montera de Gómez se convirtió en una cuchilla peligrosa volando por encima de las cabezas y la mía debía ser la del espectador en el tendido que sirviera de diana, el rostro repentinamente aureolado de cuchillos".


Para David Villanueva, la prosa y la poética de Jean Cocteau "se encadenaron con increíble rapidez, a modo de planos de cine", y destacó la "fascinación" que, al igual que otros autores como Hemingway, sintió por España, sus tradiciones y en particular por su fiesta taurina.


El embajador de Francia en España, Bruno Delaye, calificó el libro de "pequeña joya", señaló que incluso en Francia poca gente "conoce este texto", aunque identifican a Cocteau como un "gran aficionado a la cultura española" y a la feria taurina. Para Delaye, la carta de despedida de Cocteau a García Lorca es de una "belleza impresionante", muy ligada -dijo- a la "dramaturgia de la fiesta del toro", aunque aseguró que la España que describe su paisano no la reconoce: "es una visión muy personal aunque también muy francesa, con muchos clichés sobre una España flamenca que no se corresponde con la España que yo conozco". En su opinión, La corrida del 1 de mayo viene a demostrar, una vez más, que la fiesta de los toros ha sido "una constante fuente de inspiración" para escritores, poetas, filósofos y pintores de ambos lados de los Pirineos.


El escritor Fernando Savater coincidió en este aspecto al considerar que los toros son "fuente de inspiración múltiple", criticó el hecho de que cuando un extranjero escribe sobre toros "siempre se establece la polémica de si entiende o no", y precisó que, al final, lo que importa es "su amor por España y sus tradiciones, y no si entiende o no".


Por su parte, Antonio Olano elogió esta obra cuya traducción al español -dijo- tiene "la misma altura literaria" que la de Jean Cocteau, y en el prólogo señala que la misma supone una contribución "valiosísima a la cultura de la tauromaquia". Para Olano, su amigo Cocteau amaba de los toros "cuanto llevan consigo, desde que los toreros hacen el paseíllo hasta que el toro muere crucificado en el ruedo", y subraya que el escritor, al igual que Dalí, Picasso, Orson Welles, Hemingway o García Lorca, "acudía a la fiesta atraído por lo que tiene de juventud".


Publicado por EFE, 13 de mayo de 2009

© DEMIPAGE 2018